viernes, 20 de mayo de 2011

Sáhara



"El primero en intentar la huida, contraviniendo las recomendaciones de su capitán,fue el herrero, Cándido Segarra, el hombre más fuerte que pisara nunca la cubierta de la vetusta nave (...)

(...)Cándido Segarra, hombre de ciudad y más tarde de mar por largos años, no tenía ni idea de que en el desierto, al carecer de puntos de referencia, el hombre que avanza en lo que se supone línea recta, tiende a desviarse a la izquierda, ya que suele tener esa pierna ligeramente más corta que la otra, de tal forma que - de no corregir su rumbo - acaba por trazar un enorme círculo que le devuelve pronto o tarde al punto de partida.

Yuba ben-Malak el Saba, nacido y criado en las grandes llanuras, sí que tenía plena conciencia de ello, por lo que, en cuanto cerró la noche, se desvió hacia el suroeste, avanzó en la oscuridad poco más de tres horas y concluyó por obligar a su montura a arrodillarse, para recostar la espalda en ella y limitarse a aguardar con la irritante paciencia propia de un beduino, que el alba le entregaría a su víctima. "

 "León Bocanegra", Alberto Vázquez Figueroa

The first to attempt the flight, contrary to the recommendations of its captain, was the blacksmith, Candido Segarra, the strongest man that ever trod the deck of the ancientcraft (...)

(...) Candido Segarra, Man City and later at sea for many years, had no idea that in the desert, having no reference points, the man who moves in what is supposed straight line tends to turn left because that leg is usually slightly shorter than the other, so that - not mend their ways - just by drawing a huge circle that sooner or later returned to the starting point.

Yuba ben-Saba Malak, born and raised in the great plains, had fully aware of this, so, as night fell, swerved to the southwest, moved in the dark a little over three hours and concluded to force his camel to kneel, to lay back on it and simply wait with the irritating characteristic of a Bedouin patient, that the dawn would give his victim.



"León Bocanegra", Alberto Vazquez Figueroa

3 comentarios:

Culopower Esther Carreras dijo...

al ver la ilu sobre el desierto, me recuerda a un libro que me encantó que se llama "Miedo en un puñado de polvo" se lo dejé a Javierrrr, pero si tienes curiosidad te lo dejo! mua!

Nacho dijo...

Muuy wapo!! joder con el que cojeaba en color eh...te ha quedado muuy bien. Y das ganas de leer el libro. Buena entrada!!

nachart dijo...

Gracias chicos!! :) Pues suena bien ese título Esther, a si que si lo tienes por ahí y me lo prestas perfect :) que además ahora no tengo nada para el metro..:(